¿No puedes desplazarte a ningún bufete?
Encuentra un bufete online

Caso curioso: el dibujo del señor Li de Fuenlabrada y Chanel

La piratería llega, no sólo a contenidos digitales como películas, series y libros, sino a límites insospechados.

19 SEP 2017 · Lectura: min.
Caso curioso: el dibujo del señor Li de Fuenlabrada y Chanel

Hay otro tipo de productos de alta gama que mueven mucho dinero, como maquillajes, accesorios, bolsos, etc. Después de varios días hablando sobre este tema, hoy vamos a tratar un asunto muy curioso, y es que a veces los vendedores son mucho más ingeniosos de lo que cualquiera pueda pensar y se buscan sus mañas para no poder ser denunciados por copia ilegal.

Piratear un producto es un delito, ellos lo saben, pero ¿y si registran un logo o monograma muy similar a una marca reconocida para usarlo en sus propios productos? Este es el caso del Señor Li Jing Zhou, quien en 2010 registró como propio un logo que, al parecer, la marca Chanel considera manifiestamente parecido a sus, reconocidas mundialmente, "ces" cruzadas. A primera vista, el dibujo del Señor Li presenta alguna variación con el monograma de Chanel, ya que es horizontal y como una especie de "eses" cruzadas. Sin embargo, una sentencia del Tribunal Europeo de Justicia no lo tiene tan claro, por lo que ha ordenado que se cancele el registro del monograma en cuestión propiedad del Señor Li. Lo que ha declinado la balanza a favor de la marca internacional es, el hecho de que, como el monograma, termina en cuatro puntas y se cruza en el centro, además puede utilizarse girándolo en un ángulo de 90 grados y en cualquier tamaño, lo que podría llegar a confundir al consumidor que no esté muy ducho en logos y marcas.

Por si eso fuera poco, la cosa no queda ahí, realizando una búsqueda de todos aquellos logos o monogramas que el Señor Li tiene registrados, se puede observar que ya es un "profesional" de bordear la ley antipiratería, pues dispone de otros tres registros que sospechosamente nos recuerdan a ciertas marcas internacionalmente reconocidas, ello no puede ser una casualidad.

Como podemos ver, en muchas ocasiones no se producen copias exactas de los productos, sino que los mismos varían un poco aquí y allá, de forma que tienen un halo de similitud que conduce a pensar que se pueda tratar de la marca a la que se está queriendo emular. En cualquier caso, si bien es cierto que no es razonable pensar que el consumidor puede ser llevado a engaño, ya que generalmente estos productos suelen venderse a precios muy económicos que ya nos indican que no se trata de una marca de alta gama, no es menos cierto que como marca anterior Chanel tiene sus derechos de imagen que ha luchado por defender.

Por tanto, podemos concluir que queda patente que el Señor Li de Fuenlabrada tenía la intención de asemejar sus productos a la marca francesa con el objetivo de aumentar sus ventas, pero sin ponerse en riesgo de ser acusado de haber cometido un delito de piratería. Llegados a este punto, tenemos una curiosidad más ¿compraríais un producto del Señor Li a sabiendas de que su monograma está más que inspirado en uno famoso?

abogados
Linkedin
Escrito por

Abogados365.com

Deja tu comentario

últimos artículos sobre trabajo y empresa