Abogados365.com
Abogados365.com
En Google Play En la App Store

¿Qué se hace con el dinero de una fianza?

Muchas veces escuchamos términos que desconocemos, como "libertad bajo fianza", hoy vamos a ver que significa.

29 dic 2017 en Actualidad - Lectura: min.

abogados

Se ha hablado en numerosos programas televisivos de que tal o cual persona ha salido de prisión "bajo fianza", generalmente cantidades que pueden parecer desorbitadas, pero nadie explica nunca que significa exactamente eso de la libertad bajo fianza, ¿es como la fianza de un piso de alquiler que luego se devuelve?, o por el contrario ¿quién se queda ese dinero y para qué? Pues precisamente de eso vamos a hablar hoy en nuestro artículo.

En el procedimiento penal existen dos tipos de fianzas diferentes, una de ellas es la fianza o embargo de los artículos 589 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que no tiene nada que ver con la libertad o no del acusado, y su constitución se manda por el juez cuando del sumario resulten indicios suficientes de criminalidad, y con el objeto de asegurar que el encausado cumpla con las responsabilidades económicas que le correspondan si finalmente es declarado culpable. La segunda de ellas es en la que hoy nos interesamos, y es la fianza para salir de la prisión provisional.

Este segundo tipo de fianza está regulado en los artículos 528 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "De la libertad provisional del procesado". Para determinar tanto su cantidad, como su calidad, se tiene siempre en cuenta el delito que presuntamente se ha cometido, la posición social o los antecedentes de procesado y cualquier otra circunstancia que pueda hacer sospechar al juez sobre las intenciones de evadirse de la Justicia que pueda tener éste, tales como tener un gran poder adquisitivo. En estos casos, cuanto mayor riesgo de fuga, más elevada es la cuantía fijada como fianza.

Esto, como ya se puede intuir, significa que efectivamente la fianza sí se devuelve al procesado cuando el proceso judicial finaliza, siempre y cuando haya cumplido con todas las comparecencias que se le hayan ordenado, siempre restándole las costas que se causen para su constitución. Es decir, esta cantidad será devuelta al que la prestó en el momento en el que se dicte sentencia que le declare inocente, o en el caso de ser declarado culpable, en el momento en el que se presente para su entrada en prisión para cumplir la condena.

Es, por ende, una forma de fiar que el presunto culpable del delito no va a eludirse de la Autoridad Judicial huyendo dónde no pueda cogérsele, pues en ese caso perdería todo ese dinero entregado. La misma puede constituirse directamente con bienes o dinero en efectivo del propio detenido, aunque también existe la posibilidad de que se admita la fianza a través de bienes o dinero de un tercero. De esta forma, si el dinero o bienes son del propio detenido, en el mismo instante en el que no cumpla con una de las citaciones judiciales sin justificación de ninguna clase, el dinero pasará a ser propiedad de las arcas estatales (a través de la Administración de Hacienda pública) y, por supuesto, será declarado en busca y captura. Si por el contrario el fiador es un tercero, se notificará del incumplimiento de comparecencia a éste y se le dará el término de diez días para que presente al rebelde. Si aun así tampoco se consigue la comparecencia, los bienes se adjudicarán igualmente a las arcas estatales. En ambos casos tras la deducción de las costas causadas.

Dicho todo esto, y a modo de resumen, podemos concluir que, la fianza que se otorga para obtener la libertad provisional funciona como un seguro contra la posible fuga del procesado. De esta forma, cuanto mayor sea la fortuna de este, mayor será su fianza, pues si a alguien que tiene millones de euros en su cuenta se le impone una fianza de 500.000 euros, probablemente acabe prófugo de la Justicia, pues prefiera perder medio millón antes que entrar en prisión. Sin embargo, esa misma cantidad para una persona que cuenta en su haber poco más de eso, prefiere presentarse a juicio y no dejar a su familia sin esa cuantía de dinero que tarde o temprano le devolverán.

2 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en abogados365.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más