¿No puedes desplazarte a ningún bufete?
Encuentra un bufete online
Acceso bufetes Añade tu bufete gratis

A la hora de arrendar una vivienda, ¿tiene cabida mi mascota?

No es extraño encontrar una cláusula en nuestro contrato de arrendamiento de vivienda que prohíba expresamente la tenencia de mascotas, pero, ¿es esta clausula legal?

10 oct 2019 en Vivienda - Lectura: min.

Albacete (Ciudad) Albacete

A priori, el artículo 1.255 del Código Civil (Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público), no se pronuncia de forma expresa al respecto, por lo que pactar una clausula que prohíba expresamente la tenencia de mascotas no sería ilegal en modo alguno. Sin embargo, hay quienes piensan que dicha clausula vulneraría el artículo 47 de la Constitución Española (Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos), esto es, el derecho a la vivienda, que enlaza directamente con otros derechos fundamentales como es el derecho a la intimidad o a la dignidad.

Pues bien, dado que el derecho a la vivienda no acaba en el arrendatario, sino que se expande a su ámbito personal y familiar, y puesto que las mascotas suelen entrar dentro del dicho ámbito, es por lo que entendemos que la prohibición de tener mascotas en la vivienda arrendada vulneraría el derecho a la vivienda, siendo dicha clausula contraria al artículo 1.255 del Código Civil, y por tanto, nula de pleno derecho.

No obstante lo anterior, en aquellos casos en los que las mascotas ocasionen perjuicios o destrozos en la vivienda arrendada, el arrendador podrá perfectamente resolver el contrato de arrendamiento suscrito y solicitar una indemnización por daños y perjuicios ante el Orden Civil.

Por tanto, y a modo conclusión, podemos afirmar que la clausula prohibitiva de mascotas en un contrato de arrendamiento sería contraria al orden público y, en consecuencia, nula de pleno derecho, al vulnerar el derecho a la vivienda recogido en el artículo 47 de nuestra Constitución, siempre y cuando las mascotas no causen destrozos en la vivienda, en cuyo caso el contrato podrá ser resuelto y el arrendador podrá reclamar daños y perjuicios.

0 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en abogados365.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más